• bandera inglesa
  • bandera española
  • bandera francesa

Nutrición forrajera Semillas

La respuesta de Neolait a sus necesidades de semillas:

 

Semillas de maíz Neosyl TM

Gracias a su amplia gama de forrajes (de muy precoz a muy tardío), Neolait ofrece diversas variedades para responder a la situación de cada parcela en función de los objetivos que persiga el ganadero.

 

 

Semillas forrajeras NeograssTM

La elección de la ubicación de una pradera debe permitir responder a 4 aspectos:

  • duración de la explotación,
  • contexto edafoclimático,
  • modo de explotación (pastoreo o siega),
  • y el período de producción objetivo.

 

Neolait, con las mezclas NeograssTM, aporta su experiencia para elegir las especies más adaptadas a cada terreno y a los deseos de los ganaderos.




 

Enriquecer la tierra para cuidar de sus cultivos

Bioestimulantes y abonos de precisión TeravieTM

El maíz es un cultivo de ciclo corto. Su implantación es determinante para el rendimiento y el desarrollo de los cultivos, lo que condicionará el resultado de la cosecha y la cantidad de forraje para el todo el año. TeravieTM microgranulado Starter y TeravieTM Force 5, formulados con elementos minerales y bioestimulantes indispensables, limitan el estrés y los parones de crecimiento al comienzo y contribuyen a optimizar el resultado técnico-económico del cultivo.

 

Complementos de fertilización TeravieTM Sol

En un plan de «fertilización razonada » que tenga en cuenta la riqueza y la naturaleza de los suelos trabajados, la gama TeravieTM Sol permite aportar complementos a los abonos empleados por el ganadero. Esto garantiza una fertilización cualitativa, completa y equilibrada de los forrajes y los cultivos.


Los abonos más económicos son los que ya están presentes en la explotación o se producen en ella. En este contexto, Neolait ha desarrollado estimuladores de la vida biológica del terreno para optimizar la mineralización de la materia orgánica de la explotación (suelos y efluentes) y garantizar una fertilización eficaz y económica de los forrajes.

El ensilado, una técnica que dominar

 Aditivos para ensilado LithioxineTM

El ensilado es una técnica de conservación de los forrajes por vía húmeda. Este modo de conservación exige optimizar la fermentación láctica que permite la acidificación del silo y evita las fermentaciones indeseables, responsables de la degradación de los nutrientes contenidos en los forrajes.

Las oleadas de fermentación (aerobias) durante la reapertura del silo, por la entrada de aire o por las bolsas de aire existentes, favorecen el desarrollo de levaduras y moho. Esto puede ralentizarse con productos antifúngicos, siempre y cuando la compactación sea suficiente y el silo esté cerrado herméticamente.

Neolait con su gama LithioxineTM ofrece aditivos químicos o biológicos que, en función del tipo de forraje (hierba, leguminosas, maíz, heno), son capaces de hacer frente a estos dos problemas.

Cobertura / Cierre estanco del silo


El vaciado mínimo del silo para evitar el calentamiento del frente de ataque debe ser de 1,5 m

por semana en invierno y 2,5 m por semana en verano.